Contact Center
Buscar

Noticias
Andes Salud

¿Cómo me preparo para una endoscopía?

  14 mayo, 2024

A través de este procedimiento, es posible obtener imágenes en tiempo real del interior del cuerpo y evaluar el estado de los órganos del sistema digestivo o reproductivo, entre otras zonas. En Andes Salud, te contamos en qué consiste este examen y lo que debes considerar antes de realizarlo. ¡Toma nota!

La endoscopía es un procedimiento médico ambulatorio que se utiliza para examinar diferentes estructuras del cuerpo y se lleva a cabo utilizando un instrumento llamado endoscopio, un tubo delgado y flexible, con una luz y una cámara incorporada en el extremo.

Las imágenes capturadas por la cámara son transmitidas de forma automática a un monitor, mientras el médico realiza la exploración, en búsqueda de signos o evidencia que expliquen los síntomas experimentados por el paciente.

Además de ser efectiva para realizar el diagnóstico de distintas condiciones y/o enfermedades, la endoscopía también permite realizar procedimientos simultáneos a la exploración, como biopsias, extracción de pólipos, detener sangrados y/o la inyección de medicamentos.

Existen distintos tipos de endoscopía para el análisis de zonas del cuerpo específicas. Dentro de las que se indican más frecuentemente, están:

  • Endoscopia digestiva alta: se utiliza para examinar el esófago, el estómago y la parte superior del intestino delgado (duodeno). Con la endoscopía digestiva alta, es posible diagnosticar enfermedades como úlceras, reflujo gastroesofágico o tumores, entre otras.
  • Colonoscopia: permite examinar el colon y el recto. Se utiliza para detectar pólipos, tumores, inflamación o sangrado en el intestino grueso.
  • Endoscopia ginecológica: se utiliza para observar el interior de la pelvis femenina, incluyendo el útero, los ovarios y las trompas de Falopio. Puede utilizarse para diagnosticar enfermedades ginecológicas y/o realizar cirugías.
  • Endoscopia nasosinusal: se realiza para explorar los senos paranasales y la cavidad nasal. Ayuda a diagnosticar y/o tratar mediante cirugía endoscópica problemas sinusales crónicos, infecciones, pólipos o tumores.

¿Cómo es la preparación previa a una endoscopia?

Para una mayor comodidad del paciente y asegurar que el procedimiento sea efectivo, la endoscopía se realiza bajo sedación.

Dependiendo del tipo de endoscopía, el médico tratante podrá entregar indicaciones específicas para la preparación previa, pero a modo general, será necesario:

  • Asistir en ayuno de 8 horas, o durante el periodo que indique el especialista.
  • Seguir una dieta especial para los días previos, si es solicitada (más frecuente en colonoscopías).
  • En caso de algunos medicamentos, como anticoagulantes, se podrá solicitar la suspensión temporal para evitar complicaciones.
  • Informar alergias, por ejemplo, al látex o a medicamentos anestésicos.
  • Acudir acompañado de un adulto, que pueda asistirlo luego del procedimiento.
  • Usar ropa cómoda. Además, será necesario retirar joyas, lentes ópticos o prótesis dentales antes de la endoscopía.

¿Qué sucederá durante el procedimiento?

La endoscopía tiene una duración aproximada de 20 a 30 minutos y en la mayoría de los casos, se realiza de forma ambulatoria, es decir, no es necesaria la hospitalización.

Una vez en la consulta o box en que se realizará el procedimiento, se indicará al paciente que se recueste en una camilla boca arriba o de lado, para el control de sus signos vitales.

Luego, se administrará vía intravenosa un medicamento sedante para que pierda sensibilidad en la zona a explorar y evitar molestias. Dependiendo del tipo de endoscopia, el especialista introducirá el endoscopio a través de la boca o recto y observará la zona.

Una vez terminada la endoscopía, el paciente será trasladado a una sala de recuperación, hasta que el efecto del medicamento sedante se haya terminado. 

¿En qué casos podrían indicarte una endoscopía?

El médico tratante podrá recomendar la realización de este procedimiento cuando existan señales de alerta de alteraciones en alguna de las zonas del cuerpo que se pueden evaluar a través de este examen.

Entre los síntomas que pueden ser analizados con una endoscopía, están:

  1. Síntomas de trastornos digestivos:
  • Dolor abdominal persistente
  • Acidez crónica o reflujo gastroesofágico.
  • Dificultad para tragar
  • Sangrado gastrointestinal, que puede manifestarse como vómito con sangre, heces oscuras o presencia de sangre fresca en las heces.
  • Diarrea crónica o estreñimiento persistente.
  • Pérdida inexplicada de peso.
  • Síntomas de enfermedad inflamatoria intestinal, como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa.
  1. Trastornos respiratorios:
  • Tos crónica o persistente.
  • Dificultad para respirar que no responde al tratamiento convencional.
  • Tos con sangre
  • Síntomas sospechosos de cáncer de pulmón, como dolor torácico o pérdida de peso inexplicada.
  1. Problemas urinarios:

¿Te indicaron una endoscopía? Recuerda que en nuestra red de Clínicas Andes Salud, contamos con tecnología de vanguardia y profesionales capacitados para que puedas realizarte este y otros procedimientos, de forma segura. ¡Agenda hoy!

  Noticias Relacionadas

Laboratorio Clínico en Ancud: Exámenes Precisos y Re...

  2 julio, 2024

El Laboratorio Clínico de Andes Salud Ancud está a la vanguardia de la tecnología y ...

Lo que debes saber de la bacteria Streptococcus Pyog...

  21 junio, 2024

Aunque es una bacteria común, su presencia ha encendido las alarmas durante las últimas semanas ...

Contra las enfermedades respiratorias, ¡cuidémonos e...

  19 junio, 2024

Ante la inminente llegada del invierno y con él, del aumento de casos de enfermedades ...

Andes Salud llega a Chiloé tras tomar el control del...

  18 junio, 2024

Las casi 200 mil personas de la isla de Chiloé tendrán acceso a consultas médicas ...